EL MINISTRO DE LA MENTIRA

INSTITUCIONAL

Tras la derrota contra Gimnasia La Plata, Matías Lammens contrató una entrevista en Radio La Red, en lo que fue su segunda aparición mediática en tres semanas, después de casi 300 días de silencio. El Ministro de la Mentira redobló el esfuerzo a la hora de seguir construyendo su relato personal ficticio, donde él no tiene nada que ver con el delicado presente institucional, económico y financiero del Club, prometiendo “volver a dedicarle tiempo” a San Lorenzo para revertir la situación.

“Conmigo San Lorenzo tuvo un incremento patrimonial multiplicado por 100”, “cuando dejé la presidencia en 2019 me alejé del día a día y de la toma de decisiones”, “compramos los terrenos de Avenida La Plata”, “el hincha está enojado y tiene razón”, “San Lorenzo debe iniciar un proceso de reordenamiento financiero como el empezado en 2012”. Exageraciones absurdas. Intento de despegue del desastre para limpiar su prontuario. Adjudicación personal de logros que fueron exclusivamente de la gente. Encuadramiento del enojo generalizado a una cuestión netamente futbolística en el marco de una falsa condescendencia. Y, al momento de reconocer el caos, la pretensión de instalar la idea de que los responsables de este nefasto presente son los aptos para revertir la situación. Un elocuente despliegue de cinismo en cabeza de uno de los hijos predilectos del Savinismo.

Lo cierto es que el Club que hace unos años le sirvió como trampolín para sus aspiraciones personales hoy es un ancla para su proyecto político. El Ministro de la Mentira sabe que la profunda crisis institucional de San Lorenzo será utilizada en su contra, tanto por el macrismo de la Ciudad como por sus propios enemigos dentro del Gobierno nacional. Lo dijimos varias veces; Lammens no rompió el silencio por amor ni por autocrítica. Mucho menos por una genuina preocupación sobre el estado de San Lorenzo. Lammens sabe que el caos de un Club que pareciera no encontrar fondo le volverá como boomerang cuando le toque volver a las urnas en la Ciudad e intente ensayar su ya aburrida cara de buen yerno, haciéndose el lindo mientras habla pausado y sonroja los mofletitos.

Quizás a los de afuera los pueda seguir engañando un rato más. Pero acá, en San Lorenzo, al Ministro de la Mentira la gente ya le sacó la ficha. Y no hay vuelta atrás.

AUTOR: Manuel P. Astesiano Agote

Socio de San Lorenzo Nro. 9.588 Integrante de DBV Abogado @negrocasla

1 comentario sobre «EL MINISTRO DE LA MENTIRA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *