LA MAÑANA DESPUÉS

VUELTA A BOEDO

La sanción de la Ley de Rezonificación se recibe como un paso coherente y esperable que se concreta de manera tardía en el marco del entramado legislativo que San Lorenzo transita por la Vuelta a Boedo desde el año 2007. Si bien es un avance importante por contexto y significado histórico, la dilación en su tratamiento, las obligaciones que impuso el Gobierno porteño para aprobar la Ley, la incertidumbre con respecto a la negociación pendiente con Carrefour y los próximos pasos para la construcción del futuro Estadio despiertan interrogantes que imponen la necesidad de repensar la manera en que estamos transitando la causa madre sanlorencista.

El avance de la Vuelta resignifica los roles. Tras más de una década cumplimentando la ardua tarea de instalación de la Causa como Cuestión de Estado y su consecuente masificación en el Pueblo Azulgrana, desde el año 2010 el peso de liderar la gesta recayó, naturalmente, en los oficialismos de turno. Quienes fueron electos para dirigir los destinos del Club en la última década han sido los únicos legitimados para tomar las últimas decisiones determinantes que definieron el devenir de la gesta. Y también serán los únicos responsables de las mismas.

Como hemos dicho varias veces, existen muchas formas de Volver a Boedo. Con la Ley en el bolsillo y un panorama que en gran medida dependerá pura y exclusivamente de San Lorenzo, es importante obligarnos a reflexionar sobre los pasos dados y los que aún faltan dar, para preguntarnos, de manera clara y concreta, si estamos transitando la Vuelta a Boedo que soñamos hace más de dos décadas. Y cómo recorreremos el largo camino que aún toca desandar. 

¿Cuál es la “ingeniería financiera” que esta dirigencia viene diseñando desde el año 2012 con el objetivo de construir el futuro estadio? ¿Cuál ha sido el resultado de la “economía paralela” pensando en la Vuelta a Boedo de la que tanto habló Lammens? ¿Puede San Lorenzo solventar con recursos genuinos la construcción de un Estadio en Avenida La Plata? ¿Qué rol piensan darle a los “inversores extranjeros” de los que habló Mastrosimone en la semana? ¿Qué voz y voto tendrá el socio en todo este proceso? ¿Qué esfuerzo se le pedirá al hincha de San Lorenzo y a cambio de qué?¿Qué ocurrirá con los 8.000 metros que aún conserva Carrefour en el predio? ¿Qué pasará con la obligación de construir las cocheras para la empresa francesa? ¿Cuál es la situación del terreno e ingresos hipotecados a favor de Carrefour como garantía de los obligaciones asumidas por el Club? ¿Qué ocurre con el dinero que aún le adeudamos a la Empresa? ¿Cuál es el real proyecto de San Lorenzo en Avenida La Plata? ¿Cómo y quiénes lo van a estructurar? ¿Existe un plan de interacción con los vecinos de Boedo que contenga futuros reclamos? ¿Qué plazos proyectan para todo lo que vendrá?

Los interrogantes, está claro, no son pocos. Y lo más inquietante, en torno a la necesidad de ir respondiéndolos, pasa por quiénes son los encargados de brindar esas respuestas.

En estos últimos 10 años los hemos visto utilizar a la Vuelta a Boedo para hacer negocios con el Gobierno de la Ciudad, para impulsar sus propios proyectos personales, para vender falsas buenas noticias en épocas de crisis institucionales, económicas y deportivas,  para desviar la atención de todos sus desaciertos de gestión, para efectuar grandes anuncios en momentos estratégicos de sus campañas políticas en el Club, para adormecer la crítica y posponer la autocrítica. Y, lo más preocupante, es que los hemos visto dilatar la causa de manera innecesaria, pura y exclusivamente porque se superponía con los intereses de los dirigentes.

La lógica tiene que cambiar. Y todas estas preguntas deben responderse de manera clara y satisfactoria. Porque la Vuelta a Boedo, aunque así no lo entiendan, le pertenece a la gente de San Lorenzo.

De Manuel Patricio Astesiano Agote 

PARA DEBOEDOVENGO

AUTOR: De Boedo Vengo

Agrupación de socios de San Lorenzo fundada en Julio del año 2000 con la convicción de un San Lorenzo más grande, movilizado, en Boedo y como una Asociación Civil Sin Fines de Lucro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *